No importa el tamaño si la inteligencia del diseño está a la vista. Pocos materiales, colores claros y el máximo provecho de cada milímetro son parte del secreto.

Por: Anasella Acosta

Las viviendas pequeñas se seguirán construyendo ante la ausencia de terrenos que permitan una expansión mayor y ante la necesidad o el gusto de vivir en una zona céntrica y conectada. Pero el número de metros cuadrados no importa, cuando existe un buen diseño, sobre todo, en el corazón del hogar: la cocina.

Hace ya algunos años que ese espacio retomó el protagonismo que le pertenecía en la vivienda, al convertirse en el centro de acción de las familias. Este hecho se expandió aún más con la pandemia, pues los alimentos diarios debieron prepararse en casa.

Junto con los balcones y los escritorios, la cocina se convirtió en un espacio fundamental para las familias. Por esa razón, ahora compartimos algunos consejos de diseño para tener un espacio agradable, aún si se trata del más pequeño.

8 consejos para el corazón, de tu vivienda

  1. Planifica el diseño de tu cocina: La idea es aprovechar al máximo cada milímetro. Debes considerar el espacio de trabajo, de almacenamiento y de los electrodomésticos necesarios.
  2. Maximiza la capacidad de almacenamiento: La única forma de maximizar este espacio es hacia arriba. Extender los gabinetes superiores y estanterías hacia el techo aumentará el espacio para guardar cosas y ayudará a mantenerla ordenada. Contempla bandejas, cajones y armarios, que bien organizados permitirán almacenar más y con mejor orden.
  3. Limita tu paleta de materiales. Esto creará un espacio más uniforme, y generará un ambiente más grande y ordenado.Trata de utilizar sólo tres o cuatro materiales para el piso, gabinetes y repisas.
  4. Elige colores claros y brillantes. Esto también creará la sensación de un espacio más amplio, ya que este tipo de tonalidades reflejan más luz que las superficies oscuras, maximizando el impacto de la luz natural o artificial, y haciendo que un espacio se sienta abierto y aireado.
  5. Acento con toques de color. Las pequeñas dosis de colores o patrones vibrantes pueden proporcionar contraste y atraer la atención hacia los puntos focales. Puede introducirse color en gabinetes o por medio de pequeños electrodomésticos, accesorios y textiles.
  6. Minimiza las distracciones. Las manijas de las puertas de los armarios y los cajones pueden aumentar el ruido visual. Elige sistemas de apertura a presión para eliminar estos detalles y conseguir un espacio aerodinámico.
  7. Elige electrodomésticos compactos y complementarios. Seleccionar un conjunto de electrodomésticos básicos de la misma marca o gama creará uniformidad y continuidad. También es posible ocultarlos detrás de los gabinetes.
  8. Ordena tu cocina. Esta es la manera más sencilla de hacerla sentir más espaciosa. Organiza tus cajones y armarios para mantener los artículos organizados, de forma que sean fáciles de encontrar. Deja sólo algunas piezas a la vista, como objetos decorativos, libros de recetas, plantas o artículos esenciales.

Con información Alicia Gonzalez, diseñadora de Blakes of Sydney y Consentino

Fuente: https://habitarmx.com

×

¡Hola!

Da clic abajo para mandar un mensaje de WhatsApp a un representante de Vérticas, o manda un correo a contacto@verticas.com.mx

× ¡Chatea con nosotros!