La influencia del Covid 19 no modificará la composición básica de las actividades de la población dentro de las ciudades, pero sí son susceptibles estas de modificar su horario, lugar de actividad, tamaño y convivencia vecinal. lo que puede modificar la demanda de movilidad.

Por Helios Albalate Olaria

Está claro, que el equipamiento urbano y los usos del suelo con las actividades que conllevan, generan la movilidad de la población. En la medida en que la ubicación correlativa de estos “imanes urbanos” y las grandes áreas de vivienda y trabajo guarde una lógica razonablemente funcional; los trayectos de los desplazamientos tenderán a reducirse, los medios de transporte a diversificarse (incluyendo los ciclistas y peatonales), disminuyendo con ello necesariamente los conflictos viales y la contaminación del aire. Todo redundando en beneficio de la población residente y activa, de su economía, de su seguridad, de su escolaridad y recreación.

Lo anterior se deduce de análisis teóricos realizados específicamente de la población escolar del municipio de Monterrey apoyados en la estructura de edades de la población escolar y activa así como de la ubicación geográfica de los distintos niveles de equipamiento en relación con las áreas de vivienda y de trabajo. Se presentará más adelante el procedimiento general utilizado para ello.

El paradigma urbano descrito depende necesariamente de una logística de conjunto de los trayectos, los orígenes y los destinos de la movilidad de las ciudades. Situación contraria al caos prevaleciente generalmente en las superficies ya urbanizadas y equipamientos atractores ya instalados, lo que es de por sí conflictivo y que muy difícilmente permite mejorarse.

Como respuesta al Covid 19, el orden urbano propuesto se podría aplicar preferentemente en los territorios previstos para el futuro del crecimiento. Territorios que deben estar definidos es los planes de desarrollo urbano que tanto municipios como metrópolis deben realizar en México.

Sobre el mismo tema, la eventual densificación de población de parte de las superficies ya urbanizadas que algunos planes contemplan, obligaría a incrementar en la misma proporción la fuerza atractora de los equipamientos previamente instalados, lo que traería incrementos de la demanda en su movilidad y en la infraestructura requerida.

La integración urbana total (Barrios de Vivienda; Escuelas; Centros de Salud; Deportes; Áreas Verdes; Administración Pública; lugares de trabajo; además de Movilidad, transporte y otros) es condición para que las ciudades logren cierta unidad e imagen de conjunto. Cualidad que tanto en lo total como en lo barrial, contribuye notablemente a elevar la calidad de la vida en cualquier centro urbano. En este sentido, la Movilidad en su visión física de Calles,Avenidas y Transporte es la expresión más tangible de la vida urbana. De ahí su papel Paradigmático

La composición de las comunidades o barrios existentes contienen en su mayoría de los espacios de reunión, equipamiento y convivencia que les da vida y que salvo casos especiales son de pequeñas dimensiones, por lo que su equipamiento tiende a permanecer a pesar de la influencia que pueda ejercer la contaminación.

Contribuir a la compactación de nuestras ciudades, afectadas por lo general por una baja densidad que las hace inhumanas y antieconómicas. Tal es un objetivo mayor y frecuente de las ciudades al menos del norte-noreste de México.

La acción del Covid 19 afectaría este gran propósito y necesidad?

Compactar las ciudades significa tender a acercar los individuos y las familias. Hoy en día al parecer hacemos lo contrario. Trabajar para densificar una ciudad, debe buscar proporcionar a la población ventajas y servicios que hoy no tiene. Debe tener como marco contextual una planeación urbana apegada a la realidad social, económica y ecológica regional y subregional. Además de una gran voluntad política.

Este propósito implicaría necesariamente el mejoramiento de las infraestructuras de soporte, un mayor equipamiento parcialmente proporcional al existente y sobre todo una Movilidad que diera lugar a la diversidad de medios de transporte que se conocen y a la humanización de los sectores de las ciudades.

No sería deseable una densificación urbanisticamente desordenada, por lo que lo recomendable sería proceder por conjuntos o polígonos de actuación, desalentando, dentro de lo posible la individualización de los proyectos de densificación. En aportaciones próximas podremos entrar a mayor precisión al respecto.

Finalmente coincidimos con numerosos urbanistas del mundo en que el orden urbano contribuye, no solo a mejorar integralmente los medios en los que los seres humanos y las familias se desarrollan, sino también a sanear el ambiente comunitario y de convivencia, contribuyendo notablemente a su salud física y emocional, por si fuera poco a disminuir la contaminación y la acción del Covid.

Fuente: https://worldconstruccion.mx

×

¡Hola!

Da clic abajo para mandar un mensaje de WhatsApp a un representante de Vérticas, o manda un correo a contacto@verticas.com.mx

× ¡Chatea con nosotros!